Los tiempos de crisis que envuelven la sociedad no le son ajenos al fútbol. Muestra de esta situación es el importante bajón en el gasto a lo largo del pasado verano. Conscientes de esta tesitura, los distintos clubes han optado por decantarse por opciones más económicas, como son las cesiones o las contrataciones de jóvenes perlas cuyo precio sea menor del de las estrellas consolidadas.

Buen ejemplo de esta situación es la información publicada por TuttoMercato según la cual el prometedor central alemán Stefan Bell se ha convertido en objetivo de uno de los conjuntos más importantes de la Serie A, el cual busca un futbolista de nivel con el que fortalecer su zaga.

Este club es el Inter de Milán, el cual ha inscrito en su agenda el nombre del futbolista germano de 19 años que ya es un fijo en la selección alemana sub’21 y cuyos derechos pertenecen al Mainz 05, con cuyo filial disputó 3 encuentros el último curso. El pasado verano el joven Bell se marchó cedido al Múnich 1860, donde está cuajando un notable rendimiento (8 partidos, 1 gol) en la segunda división de la Bundesliga.

Sin embargo, por el momento el futbolista ha rechazado la posibilidad de desembarcar en el campeón de Europa, pues su intención es la de continuar con su evolución futbolística en su Alemania natal.