El Sevilla presenta sus credenciales para la Liga

Con su triunfo contra Osasuna en Pamplona, los pupilos preparados por Julen Lopetegui se suman con garantías a la lucha por el entorchado que defiende el Real Madrid.

Los jugadores del Sevilla celebran el tanto de Luuk de Jong
Los jugadores del Sevilla celebran el tanto de Luuk de Jong ©Maxppp

Julen Lopetegui, entrenador del Sevilla, pretendía dejar a un lado cuanto antes la resignación tras el varapalo sufrido contra el Borussia Dortmund en el primer asalto de su emparejamiento de octavos de final de la Liga de Campeones. Por tanto, el seis veces ganador de la Europa League se centraría en su siguiente parada en el calendario de Primera División, citándose con un Osasuna que venía de tumbar al Levante.

Sigue después de este anuncio

Los pamplonicas arrancarían la contienda totalmente enchufados, una salida en tromba que le pillaría por sorpresa al conjunto andaluz. De hecho, Oier Sanjurjo se quedaría a las puertas de batir a Bono, un hombre que ya había visto truncada su racha de imbatibilidad ante el BVB. Una situación que, lógicamente, Lopetegui trataría de revertir y reajustar con el transcurso de los minutos sobre el tapete verde de El Sadar.

Óliver Torres, que está creciendo a pasos agigantados en la entidad del Ramón Sánchez-Pizjuán, conectaría a la perfección con Munir El Haddadi, si bien es cierto que la acción quedaría invalidada por posición antirreglamentaria. Poco después, el hombre que podrá competir con el combinado de Marruecos (pese a haber defendido ya los colores de España) obligaría a Sergio Herrera a realizar una intervención de bastante mérito. De este modo, el arquero de los locales echaría el cerrojo a su portería.

El Sevilla vuela alto

Sin embargo, nada podría hacer para evitar la diana de Diego Carlos (el primer tanto del curso para el brasileño), una vez que el central conectaría un cabezazo inapelable a salida de un saque de esquina al poco de haberse rebasado el cuarto de hora del envite (0 – 1). A partir de ese preciso instante, los hispalenses llevarían el control del choque a partir de su supremacía en la medular, principalmente por el liderazgo de Joan Jordán, Fernando Reges y Óliver.

Al poco de regresar del túnel de vestuarios, Luuk de Jong, un delantero que había sido titular en el ataque del Sevilla en detrimento de Youssef En-Nesyri, ampliaría la renta de los de Nervión con un remate realmente sensacional (0 – 2). Una jugada en la que, dicho sea de paso, intervinieron Fernando y Munir para evidenciar el poderoso arsenal del que dispone Lopetegui para salir rápidamente al contragolpe.

En las postrimerías del envite, los visitantes continuarían volcados con la finalidad de dejar la contienda completamente vista para sentencia. La oportunidad más clara correría a cargo de Papu Gómez, pero su chut con la zurda sería replicado estupendamente por Herrera con una parada de muchos quilates. Pese a ello, se confirmaría el triunfo de un Sevilla que no renuncia a su sueño de competir de tú a tú con Atlético de Madrid, Real Madrid y FC Barcelona por el trono de la Liga.

Más información

Comentarios