Athletic Club | Hay vida sin Kepa

Aunque dura desde el punto de vista moral, la marcha de Kepa Arrizabalaga no debería traer mayores problemas deportivos a un Athletic Club que cuenta con al menos tres arqueros capacitados para suplirle.

Iago Herrerín podría tomar el testigo de Kepa Arrizabalaga
Iago Herrerín podría tomar el testigo de Kepa Arrizabalaga ©Maxppp

Si se confirman los rumores que circulan por la prensa española desde hace semanas, en los primeros días del mes de enero, el meta vasco Kepa Arrizabalaga abandonará la disciplina del Athletic Club para iniciar una nueva aventura en el Real Madrid. Aunque los blancos abonarán al menos 20 M€ por sus servicios, su marcha dejará una profunda huella en la entidad que le ha formado con mimo durante los últimos años.

Sigue después de este anuncio

Su salida representará un duro golpe para la actual directiva, encabezada por un Josu Urrutia que ha dejado pasar demasiado tiempo para afrontar una renovación que se antojaba prioritaria, y también hará tambalearse a la particular filosofía de un club que, para crecer, necesita evitar la fuga de cualquier canterano con el mínimo de talento para alcanzar la élite.

Por fortuna para la entidad, en el plano deportivo, la fuga del de Ondarroa no debería representar ningún trauma. Es cierto que se marcha el meta con mayor proyección que ha salido de Lezama en años y el, con casi total seguridad, futuro arquero titular de España, pero también que detrás de él quedan al menos tres porteros con capacidad sobrada para defender la puerta rojiblanca.

Iago Herrerín, Alex Remiro y Unai Simón, un trío de garantías

Por encima de todos despunta el nombre de Iago Herrerín. El bilbaíno ha vivido a la sombra de Gorka Iraizoz y Kepa durante los últimos años, pero ha sabido aprovechar tantos sus apariciones en Europa League como su cesión en el Leganés para mostrar su enorme elenco de cualidades. Pese a que Arrizabalaga seguramente le supera en capacidad para atrapar cualquier disparo y no conceder rechaces, lo cierto es que Herrerín es también muy ágil bajo palos, solvente en el juego aéreo y seguramente más efectivo en el manejo de los pies. Sólo su tendencia a salir del arco asumiendo en ocasiones demasiados riesgos figura entre sus claros hándicaps.

Por detrás del ya experimentado meta (29 años) vienen pisando fuerza tanto Alex Remiro (22 años) como Unai Simón (20). El primero juega como cedido en el Huesca, escuadra en la que está brillando con luz propia y en la que figura como uno de los grandes responsables del liderato de la Liga 1,2,3 que ostenta la entidad oscense. El segundo, por su parte, defiende con solvencia el arco del filial rojiblanco y es, además, el indiscutible titular de la Selección de España Sub'21.

Con estos tres arqueros en perspectiva, no parece que la parroquia de San Mamés deba sentirse muy preocupada. Eso sí, queda claro que la huida de Kepa dejará un poso de desconfianza en la directiva y que volverá a evidenciar que para sobrevivir en el fútbol moderno hace falta algo más que simple romanticismo.

Más información

Comentarios