El FC Barcelona se aferra a la Liga al ritmo de Lionel Messi

Un doblete del rosarino, junto con otra diana de Jordi Alba, permite al equipo de Ronald Koeman recuperar la sonrisa a costa del Elche en el Camp Nou.

Francisco Trincao, en acción con el FC Barcelona
Francisco Trincao, en acción con el FC Barcelona ©Maxppp

FC Barcelona y Elche se habían citado en el Camp Nou con motivo de un duelo que ambos tenían pendiente, correspondiente a la primera jornada de una Liga que continúa liderando un Atlético de Madrid que confía en remontar pronto el vuelo. Los culés, necesitados de una balsámica victoria después de lo sucedido frente a PSG y Cádiz, medirían sus fuerzas con las de un conjunto franjiverde que había noqueado al Eibar.

Sigue después de este anuncio

Ronald Koeman realizaría varias sustituciones en su once inicial contra los ilicitanos, considerándose como una especie de toque de atención las suplencias de Antoine Griezmann y Ousmane Dembélé. Francisco Trincao, quien ya vio portería contra Real Betis y Deportivo Alavés (por partida doble), realizaría una brillante acción individual que propiciaría una intervención de bastante mérito de un brillante arquero como Édgar Badía.

La réplica de los visitantes llegaría por medio de Lucas Boyé, si bien es cierto que su chut se perdería por encima del travesaño de la meta custodiada por Marc-André ter Stegen. Una vez más, el Barça evidenciaba serios y preocupantes desajustes defensivos, aunque, al menos en esta ocasión, el conjunto dirigido por Fran Escribá no sería capaz de sacar provecho de las concesiones de los culés en la zaga.

Una primera mitad sin ritmo

Instantes más tarde, Trincao completaría una acción en la que, salvando las distancias, emularía a un Lionel Messi que contemplaba con entusiasmo la capacidad de desborde del portugués. Pese a ello, no conseguiría definir con precisión ante Édgar Badía, quien le ganaría la partida a su oponente con una nueva parada de bastantes quilates. Por su parte, Frenkie de Jong se quedaría a las puertas de inaugurar el electrónico en la Ciudad Condal, pero la acción quedaría anulada por posición antirreglamentaria.

Antes de alcanzar el descanso, Ter Stegen sería providencial para poner fin a una galopada tremenda de Pere Milla, héroe del Elche para la consecución del ascenso a la máxima categoría del deporte rey a nivel nacional. Con vistas a la segunda mitad, Koeman movería ficha con la incursión al césped de Ousmane Dembélé, quien saltaría al césped en detrimento de un Miralem Pjanic que sigue sin encontrar su sitio en el Barça.

También conviene comentar que el que fuera preparador de Países Bajos reajustaría su disposición táctica, pasando directamente a un 4-2-3-1 con Pedri González y De Jong en el doble pivote. Además, Messi haría las labores de enganche, especialmente con el firme propósito de conectar con Martin Braithwaite, dado que el ex del Leganés se quedaría en punta de lanza como el referente de la parcela ofensiva de los catalanes.

Messi vuelve a ser decisivo

Nada más regresar del túnel de vestuarios, Leo rompería la paridad en el electrónico al beneficiarse de un magnífico taconazo de un Braithwaite que ha demostrado su habilidad para asociarse con el seis veces ganador del Balón de Oro (1 – 0). En el ecuador de los segundos 45 minutos, Messi convertiría el doblete en su cuenta individual para situarse ya con 18 dianas en Liga (2 – 0), siendo el Pichichi en solitario por delante de su amigo Luis Suárez (Atlético de Madrid).

La jugada del 2 – 0 sería una acción marca de la casa de un Frenkie que ha recuperado su mejor versión, aquella con la que deleitó a los amantes de esta disciplina en el Ajax de Ámsterdam, gracias a la gestión de Koeman. En el tramo decisivo del envite, Jordi Alba certificaría los tres puntos para un FC Barcelona que se aferra a la batalla por el entorchado doméstico contra un Elche que seguirá luchando por la salvación (3 – 0).

Más información

Comentarios