Juegos Olímpicos | España empata ante Argentina pero será primera y evita a Brasil en cuartos

El combinado nacional de Luis de la Fuente logra un punto ante Argentina que le permite finalizar primera de grupo y evitar a Brasil en cuartos de final. El rival será la también complicada Costa de Marfil.

Marco Asensio lucha por un balón con Claudio Bravo
Marco Asensio lucha por un balón con Claudio Bravo ©Maxppp

España estará en los cuartos de final de los Juegos Olímpicos. Considerada desde el inicio como una de las grandes favoritas para alzarse con la medalla de oro merced a la pléyade de estrellas de las que dispone a sus órdenes el seleccionador Luis de la Fuente, el combinado nacional no comenzó su andadura en la cita con el mejor pie después de empatar ante Egipto.

Sigue después de este anuncio

Sin embargo, el rendimiento ha ido en franco crecimiento, en lo que es una gran noticia de cara a lo que viene por delante. Después de ganar a Australia con el solitario tanto de Mikel Oyarzabal, los nuestros se veían hoy las caras ante Argentina. ¿La misión? Lograr los tres puntos en juego para acabar primeros de grupos y evitar un complicado cruce ante Brasil, otra de las selecciones a tener en cuenta.

Volvía a apostar el entrenador español por la ausencia de un punta nato. Con Mikel Oyarzabal ejerciendo de falso 9, el jugador de la Real Sociedad estaba acompañando por Dani Olmo y Marco Asensio, que pese a su indudable calidad no destacan por su velocidad. Más centrocampistas que extremos, la falta del siempre necesario desequilibrio ahonda en la previsibilidad del juego.

Una primera parte movida

Al contrario de lo que había sucedido en los dos primeros choques de España durante la competición, el partido ante Argentina ha sido mucho más abierto. El combinado sudamericano no se limitaba a encerrarse en defensa y, pese a que era España la que controlaba el balón, la albiceleste contragolpeaba con peligro.

Las ocasiones por parte de ambas escuadras se sucedían, pero ninguno de los atacantes lograba ver puerta. De reojo se miraba el choque entre Australia y Egipto, pues una victoria africana aclaraba mucho el panorama de los nuestros. Cucurella profundizaba con mucho peligro desde el costado zurdo y se convertía en el principal foco de peligro, aunque sus servicios no eran aprovechados.

Luis de la Fuente

Mikel Merinoabre el marcador... y sufrimiento final

De este modo, el choque llegó al descanso con el 0-0 inicial. La mejor noticia llegaba el Miyagi Stadium con el tanto de Ahmed Yasser Rayan para poner por delante a Egipto ante Australia y servir en bandeja el primer puesto de la clasificación a España. La clasificación para la siguiente fase se decidiría en la segunda mitad.

La segunda parte nació con una sensacional oportunidad para Dani Olmo (49’). El jugador del Leipzig enviaba a las nubes una pelota franca tras una buena jugada de Mikel Oyarzabal. El calor y la humedad comenzaban a notarse en los jugadores de ambas escuadras y se abrían hueco en las defensas, pero era España la que daba un paso al frente con la clara intención de llevarse la victoria. Mikel Oyarzabal volvía a disfrutar de un par de buenas oportunidades (minutos 50 y 55) que no terminaban de encontrar la portería.

El campo parecía inclinarse y España dominaba el tempo. Fue así como finalmente llegó el tanto. Una buena jugada en banda diestra acababa con un centro de Marco Asensio que Dani Olmo controlaba a la perfección para servir el balón en bandeja de plata a Mikel Merino. El futbolista de la Real Sociedad alojaba el balón pegado al poste de Ledesma para subir el 1-0 y hacer justicia.

Costa de Marfil en cuartos de final

El tanto supuso un directo en la mandíbula del que la selección argentina tardó en levantarse. Sin embargo, lo hizo. Los de Fernando Batista, conscientes de que se encontraban virtualmente eliminados, dieron un paso al frente para meter el miedo en el cuerpo a los nuestros.

Tomás Belmonte remataba de cabeza un saque de esquina para igualar el marcador en el 87’. Con el 1-1, un tanto argentino dejaba a España en la cuneta. Sin embargo, no fue así: España logró resistir las últimas acometidas rivales y logró un punto que sabe a gloria. Todo un avisto de cara a lo que viene por delante.

De este modo, y clasificada como primera de grupo, España se verá las caras con la peligrosa Costa de Marfil, escuadra que ha logrado sacar un punto ante la favorita Brasil y una Alemania que ha quedado apeada. No cabe duda que no será un encuentro sencillo para los nuestros en la carrera por las medallas, pero el siguiente paso ya está dado. Egipto, por su parte, accede como segunda tras su victoria ante Australia (0-2) y pasa como segundo de grupo para verse las caras con Brasil.

Más información

Comentarios