FC Barcelona | La Liga de Campeones da una vida extra a Ousmane Dembélé

Después de un inicio de temporada en el que apenas ha disfrutado de oportunidades en Liga, la Liga de Campeones está suponiendo la otra cara de la moneda para un Ousmane Dembélé que ayer anotó su segundo tanto en los dos partidos que ha disputado con el FC Barcelona en la máxima competición europea.

Ousmane Dembélé sigue dando pie a numerosos rumores
Ousmane Dembélé sigue dando pie a numerosos rumores ©Maxppp

El pasado mercado de fichajes Ousmane Dembélé estuvo muy cerca de desembarcar en Inglaterra. El Manchester United mostró interés en la llegada del jugador francés, si bien los planes del cuadro de Old Trafford pasan por una cesión mientras los del FC Barcelona eran los de una venta definitiva. Se trata del segundo verano en el que su nombre aparece con el cartel de “transferible”, pues hace un par de años también fue relacionado con el Paris Saint Germain, en este caso como parte de un intercambio que también tendría a Neymar como protagonista.

Sigue después de este anuncio

¿Nuevo entrenador, nueva vida? Para el joven de 23 años, el problema no es el talento, como todos saben. La verdadera preocupación es su físico y frecuentes lesiones. Y es que cuando está en el campo, el internacional francés ofrece buenas prestaciones. Clara muestra son sus dos últimas participaciones en Liga de Campeones a las órdenes de Ronald Koeman, donde ha sido decisivo.

La Champions como bálsamo

La semana pasada, ante los húngaros de Ferencvaros, no fue titular, pero jugó los últimos treinta minutos, sustituyendo a Trincão. No tardó mucho en llegar su tanto, bien asistido por Lionel Messi. Para sorpresa de muchos, Dembélé era –al igual que su compatriota Antoine Griezmann- uno de los titulares sobre el césped de la Juventus de Turín para la segunda jornada de la Liga de Campeones.

Y una vez más, fue decisivo. Fue precisamente él quien abrió el marcador para los azulgranas. Lo hizo después de una jugada de bella factura en la que mostró su habilidad con el balón y capacidad para el regate. Bastaba con echar un vistazo la mirada divertida de Lionel Messi para comprender. Sport lo resume así: “La cara de Messi lo decía todo tras el gol de Ousmane. Hubo en su sonrisa una mezcla de joda y alegría. A Leo se le puso cara de Mateo, el más pillo de sus hijos. Le ocurre con la mayoría de acciones del francés: le invade la incredulidad”.

Pero el buen partido del galo no se quedó en el tanto. Al final del primer tiempo había completado el 96% de los pases a sus compañeros. Con solo 92 minutos de juego distribuidos en cinco partidos de hasta la fecha, Dembélé parece florecer cuando suena la música de la Champions. Sin duda, una buena noticia para Ronald Koeman.

Más información

Comentarios