La FIFA desvela sus nuevas directrices para el siguiente mercado

Gianni Infantino, presidente de la FIFA
Gianni Infantino, presidente de la FIFA ©Maxppp

La crisis del coronavirus continúa afectando al mundo del deporte. En el caso concreto del fútbol, una de las preocupaciones es saber a ciencia cierta cuándo se podrá reanudar la competición. Es por ello que la FIFA, presidida por Gianni Infantino, ha emitido un comunicado a través de sus medios de comunicación oficiales. Una nota en la que valora la situación de los jugadores que acaban contrato en verano, además del periodo estival de traspasos.

Sigue después de este anuncio

"La pandemia del COVID-19 ha cambiado claramente todas las circunstancias de hecho en torno al fútbol para esta temporada. Entonces, la FIFA, junto con las partes interesadas, ha presentado algunas ideas prácticas y propuestas para abordar estas nuevas circunstancias. Si bien esto no resolverá todos y cada uno de los problemas, debería servir para brindar una medida de estabilidad y claridad al fútbol en el futuro previsible", ha señalado Infantino.

A lo que el presidente de la FIFA ha añadido que "esperamos que este esfuerzo de colaboración, bajo el liderazgo de la FIFA, pueda proporcionar un ejemplo positivo de cómo el fútbol puede mostrar unidad, solidaridad y un espíritu de compromiso para enfrentar los tiempos difíciles que se avecinan. Antes de que lleguen estos tiempos, una cosa debe estar clara para todos, especialmente ahora: la salud es lo primero, mucho antes que el fútbol".

El comunicado también apunta que "tras la interrupción sin precedentes causada por el COVID-19 en todos los niveles del fútbol, la FIFA ha trabajado en una serie de recomendaciones y directrices para abordar algunos problemas prácticos clave, en concreto en relación con los contratos de los jugadores (que acaban en verano) y la próxima ventana de transferencias". La FIFA, con Infantino a la cabeza, desea que los clubes alcancen acuerdos satisfactorios con sus trabajadores. En caso contrario, se verá en la necesidad de intervenir para tomar una decisión que cumpla las expectativas de ambas partes.

En lo que alude al mercado de fichajes, "es necesario ajustar la posición reguladora normal a las nuevas circunstancias. En consecuencia, la FIFA será flexible y permitirá que las ventanas de transferencias relevantes se muevan para que se ubiquen entre el final de la temporada anterior y el comienzo de la nueva. Al mismo tiempo, la FIFA intentará garantizar, cuando sea posible, un nivel general de coordinación. También tendrá en cuenta la necesidad de proteger la regularidad, la integridad y el buen funcionamiento de las competiciones ara que los resultados deportivos no sean injustos".

Artículos recomendados

Comentarios