Liga de Campeones | El FC Barcelona supera al Nápoles y se cita con el Bayern Múnich

Triunfo de los pupilos de Quique Setién, todo ello gracias a las dianas de Clément Lenglet, Lionel Messi y Luis Suárez (de penalti). Lorenzo Insigne, también desde el punto fatídico, firmaría el gol de la honra para los italianos.

Fabián Ruiz interesa al PSG
Fabián Ruiz interesa al PSG ©Maxppp

FC Barcelona y Nápoles encaraban un duelo a cara a cruz en el Camp Nou, correspondiente a la vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones. Todo ello, dicho sea de paso, después de las tablas que ambos firmaron en el compromiso de ida, el cual tuvo lugar en San Paolo. Sin duda, Quique Setién, míster azulgrana, pretendía hacer lo indecible para sellar el billete hacia cuartos, rumbo directamente a Lisboa.

Sigue después de este anuncio

La escuadra partenopea pudo tomar la delantera por medio de Dries Mertens, si bien es cierto que su envenenado y mordido disparo sería repelido por la madera, todo ello tras sorprender a Marc-André ter Stegen. La réplica por parte de los culés llegaría con una incursión por el flanco zurdo de Jordi Alba, cuyo envío dejaría pasar Luis Suárez para que Lionel Messi finalizara con una acción marca de la casa. Sin embargo, Kalidou Koulibaly se mostraría providencial para alejar el peligro de su área.

Sin embargo, nada podría hacer el Nápoles para evitar el primer zarpazo de los locales, una vez que un medido saque de esquina de Ivan Rakitic sería ejecutado a la perfección por Clément Lenglet con un certero testarazo (1 – 0). Poco después, el subcampeón del mundo con la Selección de Croacia en Rusia 2018 probaría fortuna con un lanzamiento desde fuera del área que no encontró los palos de la meta custodiada por David Ospina.

Messi no hay más que uno

El que no perdonaría sería Lionel Messi, quien apenas había podido mostrarse con claridad en los compases iniciales de la contienda. Después de una magnífica acción individual, incluyendo una ligera dosis de fortuna para conservar el control del cuero, el seis veces ganador del Balón de Oro enviaría el esférico teledirigido al fondo de las mallas (2 – 0).

Instantes más tarde, Ter Stegen se mostraría imperial para echar el cerrojo en sus dominios. Asimismo, Ospina haría lo propia para impedir el tanto de Luis Suárez, pero nada podría hacer para frenar el doblete de Messi, previo envío exquisito de Frenkie de Jong. Sin embargo, el colegiado, a instancias del VAR, invalidaría la acción por mano del astro rosarino.

Leo lograría resarcirse al ganarle la partida a Koulibaly, un central al que se le hizo de noche y acabaría derribando a uno de los futbolistas más brillantes de la historia. El partido estuvo interrumpido varios minutos hasta que se concedió la pena máxima, un chut desde los 11 metros que convertiría Luis Suárez porque Messi se había resentido del encontronazo con el internacional con la Selección de Senegal (3 – 0).

El Nápoles se aferra a un clavo ardiendo

Pese a ello, los hombres de Gennaro Gattuso recortarían diferencias en el choque a raíz de un penalti concedido por Rakitic, quien derribaría en el interior del área azulgrana a Mertens. Lorenzo Insigne, cuya presencia en el compromiso había estado en el alambre, engañaría a Ter Stegen para subir el 3 – 1 al electrónico.

Más información

Comentarios