Premier | El Arsenal y la madera frenan al Chelsea en el derbi de Londres

Los hombres de Thomas Tuchel deberán seguir remando contra viento y marea para sellar su billete hacia la Liga de Campeones 2020-2021 por la vía de un torneo que ya es propiedad del Manchester City.

Emile Smith Rowe celebra su diana contra el Chelsea
Emile Smith Rowe celebra su diana contra el Chelsea ©Maxppp

El plato fuerte por excelencia, con permiso de Inter de Milán y AS Roma, del menú de fútbol internacional de esta jornada entre semana iba a transcurrir en la Premier League. Todo ello a raíz de un interesante derbi de Londres entre dos equipos con objetivos realmente opuestos en el tramo decisivo de esta campaña. El Chelsea, que aspira al doblete de Liga de Campeones (Manchester City) y FA Cup (Leicester City), vuela alto a las órdenes de Thomas Tuchel. En lo que alude al Arsenal, se encontraría planificando su reconstrucción para el curso que viene.

Sigue después de este anuncio

Rebasado el cuarto de hora de la contienda, Pierre-Emerick Aubameyang, un ariete que está teniendo una campaña un tanto irregular, conectaría con Emile Smith Rowe para poner por delante a los gunners en Stamford Bridge (0 – 1). Sin duda, un revés inesperado para los Blues, una escuadra que estará pendiente de la confirmación definitiva de cuál será la sede que albergará en la gran final de la Champions (Oporto va ganando enteros).

La falta de puntería condena al Chelsea

Las tropas lideradas por Tuchel, cuya labor está siendo fantástica a los mandos del plantel que conquistó la Europa League 2018-2019, disfrutarían de oportunidades más que suficientes para voltear la tortilla en la primera mitad. Sin embargo, no estarían demasiado certeros a la hora de superar a un Bernd Leno que ha manifestado recientemente su compromiso hacia el Arsenal. Aun así, el Chelsea no estaba dispuesto a arrojar la toalla.

Dos de sus futbolistas más en forma en la actualidad, tales como Mason Mount y Kai Havertz, probarían fortuna sin demasiada puntería. Además, el cronómetro comenzaba a jugar claramente en contra de un Chelsea que era incapaz de dar con la tecla adecuada para romper el muro de uno de sus rivales de Londres. El VAR entraría en acción para invalidar un gol de Christian Pulisic por posición antirreglamentaria, junto con una doble oportunidad de oro en la que los locales se toparían con el travesaño en sendos lanzamientos. Así las cosas, los tres puntos irían a parar a las arcas del Arsenal de Mikel Arteta.

Más información

Comentarios