Liga | El FC Barcelona supera al Real Valladolid con lo justo

Los culés han ofrecido dos caras en Pucela. Después de una primera mitad bastante notable, el equipo de Quique Setién ha acabado pidiendo la hora para sumar los tres puntos.

Lionel Messi continúa siendo determinante en el FC Barcelona
Lionel Messi continúa siendo determinante en el FC Barcelona ©Maxppp

El FC Barcelona pretende hacer lo indecible para conquistar la Liga por tercer curso consecutivo, si bien es cierto que el máximo favorito para alzarse con el trono en nuestro país es el Real Madrid. Los culés, que venían de firmar un gris encuentro en el derbi de la Ciudad Condal contra el Espanyol, se verían las caras con las del Real Valladolid en el Nuevo José Zorrilla. Una escuadra pucelana que dio su brazo a torcer ante el Valencia en las postrimerías del envite.

Sigue después de este anuncio

Los culés salieron conectados al duelo desde el pitido inicial del colegiado, lo que facilitaría una internada de Nélson Semedo que concluiría con un disparo de Riqui Puig, que volvía al once inicial. Aun así, su disparo fue atajado sin excesivas dificultades por Jordi Masip. Acto seguido, Antoine Griezmann estuvo a un paso de beneficiarse de un fallo en la zaga del Pucela, aunque sería incapaz de conectar con Lionel Messi.

Messi asiste y Vidal se luce

El que no perdonaría sería Arturo Vidal, garantía de éxito para el vigente campeón de Primera División. El chileno, viejo conocido de Juventus de Turín o Bayern Múnich, se beneficiaría de un pase de Messi para batir a Masip con un magnífico disparo cruzado que hizo que el esférico fuese rebotado por la madera (0 – 1). De esta manera, Leo igualaba las 20 asistencias logradas por Xavi Hernández en la Liga 2008-2009.

Las tropas de Quique Setién continuaban siendo muy superiores a su adversario en los 45 minutos inaugurales, si bien es cierto que su renta era mínima en el marcador. Semedo, que estaba ofreciendo un gran nivel en esta contienda en el flanco diestro de la zaga blaugrana, le serviría el esférico en bandeja de plata a Griezmann. Aun así, por increíble que parezca, el galo falló de manera incomprensible cuando lo tenía absolutamente todo a su favor.

Sergio González se vería en la necesidad de realizar una sustitución antes de lo previsto, todo ello a raíz de la lesión de Raúl Carnero, que sería reemplazado por Nacho Martínez en el costado zurdo de la retaguardia albivioleta. Semedo dispuso de una ocasión de oro en los compases decisivos del primer acto, aunque definiría directamente al 'muñeco'. A lo que se debe añadir que Masip estaría imperial para impedir el remate de Griezmann, previo envío de Riqui Puig.

Las dos caras del Barça

El Pucela tuvo el empate en las botas de Kike Pérez justo antes del descanso, aunque el joven centrocampista de los locales golpeó directamente al aire. Es más, hay que destacar que tuvo bastante fortuna porque podría haberse hecho bastante daño en dicha acción. Tras la reanudación, ambos técnicos tiraron de pizarra. Sergio se decantaría por Enes Ünal y Pablo Hervías en detrimento de Rubén Alcaraz y Joaquín Fernández. Por su parte, Setién daría entrada a Luis Suárez en lugar de Griezmann.

A lo que se debe añadir que, con el transcurso de los minutos de la segunda mitad, Ronald Araujo e Ivan Rakitic saltarían al tapete verde para ocupar la parcela de Clément Lenglet y Riqui Puig, respectivamente. Kike Pérez volvería a probar fortuna con la esperanza de superar a Marc-André ter Stegen, aunque su disparo desde la frontal del área no encontraría portería.

Siempre quedará Ter Stegen

El Real Valladolid estaba mejorando considerablemente su imagen con el desarrollo del envite, al tiempo que el Barça acusaba por enésima vez en la presente campaña la escasa preparación física que viene evidenciando desde hace varios cursos. La entidad catalana estaba jugando con fuego, lo que propiciaría que Ter Stegen tuviese que intervenir en más de una ocasión en el tramo decisivo de la batalla.

Sin duda, la intervención más meritoria del canterano del Borussia Mönchengladbach tendría lugar con una falta colgada por Hervías, una acción rematada por Ünal con un tremendo testarazo que finalizaría con una tremenda parada del cancerbero germano. El Pucela arrinconó al Barça en los compases decisivos del encuentro, siendo Ter Stegen providencial para los suyos. El club blaugrana continúa en la lucha por el título, aunque las vibraciones no son positivas. Mientras tanto, el Real Valladolid deberá seguir esperando para confirmar su permanencia.

Más información

Comentarios