Copa del Rey | El Mirandés sale vivo de Anoeta

  • Publicado el

La segunda semifinal de la Copa del Rey no ha defraudado, y como sucedió en la primera quedará todo abierto para el partido de vuelta que se disputará dentro de tres semanas en Anduva.

Odegaard ha guiado a la Real Sociedad
Odegaard ha guiado a la Real Sociedad ©Maxppp

Real Sociedad 2 - 1 Mirandés

La Copa del Rey nos va a dejar en 2020 un campeón inesperado y ya anoche vivíamos una intensa semifinal entre Athletic Club y Granada, que tendrá continuidad en dos semanas. Como la de hoy, donde Real Sociedad y Mirandés se colaron contra pronóstico, a solamente dos partidos de pisar uno de los partidos más bonitos e interesantes del año. Los donostiarras claros favoritos por su condición de equipo de Primera, pero Andoni Iraola ha montado una escuadra competitiva hasta el extremo.

Por eso no se deshicieron cuando Mikel Oyarzabal adelantaba a los locales en el 9', de penalti, en un gol que daba el primer golpe a la eliminatoria a favor del equipo txuri urdin. No perdieron los burgaleses la cara al partido, y trataron de mirar en todo momento a la portería de Álex Remiro, hasta encontrar premio en el 40' por medio de Matheus, el hombre revelación sin duda en esta Copa del Rey con su extraodinario rendimiento. Vino precedido el tanto de una pérdida de Martin Odegaard que estaba firmando un gran encuentro excepto en ese despiste. Y es que en la jugada siguiente el noruego era el que ponía a los vascos por delante, tras dos magníficas paradas de Limones en una intensa jugada de ataque local.

Tras ese intenso final del primer acto, nos esperábamos una segunda parte similar y los primeros minutos no defraudaron sin duda alguna. Los visitantes golpearon primero y Remiro tuvo que emplearse a fondo, si bien poco después era Portu el que tendría la ocasión más clara de toda esa segunda parte, tras una magnífica asistencia de Martin Odegaard, que dio otro recital. Pero los de Imanol Alguacil, pese al gol en contra, no quisieron correr riesgos ante un rival que sigue confiando en Anduva para seguir con su idilio copero. La intensidad de la primera parte también comenzaba a notarse, así que ambos equipos decidieron no exponerse y la emoción estaba más por el resultado que por las ocasiones claras. Solamente una al final, que atajó Limones para dejar a los burgaleses más que vivos en esta semifinal.

Al final, victoria mínima para los vascos, que sin duda se irán con peor sabor de boca por saber que el Mirandés es muy fuerte en su casa y han dejado pasar una gran oportunidad de sentenciar la eliminatoria. No obstante parten con ligera ventaja para la vuelta. Mientras tanto los rojillos se confiarán a la magia de Anduva para buscar una remontada que no es una quimera, como alcanzar la final de Copa, que está solamente a 90 minutos.

Más información

Artículos recomendados

Comentarios