Arsène Wenger, cada vez que se somete a una rueda de prensa, tiene que hablar sobre el futuro de Alexis Sánchez y Mesut Özil, que acaban contrato en junio. Se le ha cuestionado en este caso sobre el alemán y sobre si tiene conocimiento de que haya firmado con el FC Barcelona.

«No. ¿Qué tipo de control puedo tener yo sobre eso? Todos tienen agentes que pueden hablar con quien quieran. Eso no molesta a nadie, eso ha sido así durante toda su carrera. Los dos quieren jugar y tener buenas actuaciones. No tengo preocupaciones. Estoy más preocupado por el rendimiento del equipo», afirmó el preparador francés.