Lucas Olaza (25 años) permanece cedido por segunda vez (esta vez con una opción de compra de 4 M€) por parte del Boca Juniors en el Celta de Vigo. Ambos clubes están satisfechos con el rendimiento que está mostrando el lateral zurdo. El jugador asegura estar centrado en su equipo actual, pero no niega el orgullo que siente al recibir mensajes desde Argentina.

«A uno siempre le escriben, le hablan, pero siempre trato de focalizarme donde estoy y dar lo mejor. Seguiré trabajando igual con el Celta. Siempre he dicho que estoy muy feliz aquí, con los compañeros, con la gente que trabaja en el club, con la afición. A estas alturas de temporada no se puede pensar en eso, hay que tratar de hacer un buen trabajo y salir de la situación actual», declaró para El Desmarque.