Olivier Giroud será uno de los jugadores con opciones de abandonar el Chelsea a final de temporada, aunque como sucede con todo en la planificación de los blues dependerá en buena medida de lo que dicte el TAS sobre la sanción de la FIFA. Y el galo podría regresar a su país.

Autor de 12 goles en 43 partidos disputados, el delantero de 32 años tendría la opción de volver a su país, donde hay dos equipos que lo esperan con los brazos abiertos. Girondins de Burdeos y Niza podrían acogerlo para la siguiente temporada.