Dani Olmo fue uno de los futbolistas sobre los que se rumoreó con la llegada a algún club destacado del Viejo Continente durante el mercado estival de traspasos. No obstante, las pretensiones económicas del Dinamo de Zagreb (40 M€) fueron muy elevadas de cara a propiciar la salida del de Tarrasa. Criado en las categorías inferiores del FC Barcelona, ha reconocido que no le importaría regresar a nuestro país: «Ojalá pudiera volver, pero acabamos de empezar una temporada muy bonita. Estamos bien en Champions, quedan 2 partidos y dependemos de nosotros para pasar a la siguiente ronda. Queda mucho trabajo para hacer», ha señalado en una entrevista a Sport.

Olmo, de 21 años, ha afirmado que la Liga de Campeones le ha otorgado más prestigio y reconocimiento en el deporte rey: «Probablemente, jugar la Champions es un escaparate para todo jugador joven y más si estás en una Liga menor como la croata». Asimismo, no descartaría una posible vuelta al Camp Nou: «Ya veremos lo que puede pasar. No me cierro la puerta a ningún club, pero soy jugador del Dinamo. Lo que tenga que pasar en el Dinamo, ya se verá». El extremo también ha destacado las nociones que asimiló en la Ciudad Condal: «Con el aprendizaje, con los valores que te enseñan. También, está claro, con el estilo de juego del Barça, de toque, de movilidad. Esto, añadido a lo que he aprendido en Croacia, me ha hecho el futbolista que soy ahora».