Diego Rodríguez, conocido por el llamativo apodo de Torito, acaba de convertirse en nuevo jugador del Udinese. Centrocampista de contención y gran capacidad de trabajo, el charrúa abandona el Defensor Sporting para jugar cedido, hasta final de curso, en el cuadro bianconero.

Integrante de la Selección de Uruguay que participó en los últimos Juegos Olímpicos de Londres, el mediocentro (23 años) tratará de mejorar la solidez defensiva de una escuadra que pelea por alcanzar puestos europeos (actualmente ocupa el noveno puesto).