Simone Verdi ha dejado de ser jugador del Eibar. El atacante, que llegaba amparado por su experiencia en el Calcio no ha encontrado casi oportunidades a las órdenes de Mendilibar.

De hecho, el Diario Vasco asegura que el delantero de 23 años tiene pie y medio en el Carpi italiano, que busca en él al referente para dar un cambio de rumbo que permita al equipo salir de la zona baja de la clasificación. Consumada su salida, podría regresar a la Serie A con la carta de libertad debajo del brazo.