Andreas Christiensen lleva dos temporadas jugando de defensa central para el Borussia Mönchengladbach, en calidad de cedido por parte del Chelsea. El danés tiene tan solo 21 años y ha convencido en el conjunto alemán, según informa Bild, hasta tal punto que pretenden quedárselo en propiedad, un movimiento que dependerá de varios factores relacionados con el club al que pertenece.

El factor más determinante será la llegada de otro central al cuadro blue, tras la inminente salida del capitán John Terry. El favorito de Antonio Conte no es otro que Virgil Van Dijk, que actualmente milita en el Southhampton. De cumplirse esta condición, el Borussia debería pasar por caja para abonar una cifra cercana a los 20 M€ si quiere hacerse con el zaguero danés.