El Chelsea cuenta con una gran estructura en sus categorías inferiores, donde se forman muchos jugadores que aspiran a tener un hueco en el primer equipo. Pero como muchos lo tienen complicado el club opta en muchas ocasiones por cederlos a otras escuadras para que su progresión no se vea frenada.

Esto es lo que ha hecho ahora el combinado de Stamford Bridge con Milan Lalkovic, un atacante de 18 años que se marcha en préstamo al Doncaster Rovers. Se trata de un club que milita en la Championship y donde el eslovaco jugará en principio un mes, con el objetivo de tener minutos y llamar así la atención de André Villas Boas.