Consciente de que no iba a poder ofrecerle los minutos necesarios para su correcto desarrollo, el Eibar ha decidido ceder al extremo Sergio García a un conjunto en el que sí podrá adquirir un rol más relevante, el Real Murcia.

El atacante, de 25 años, ha desarrollado toda su carrera en el fútbol vasco. El año pasado, sin ir más lejos, militó en el modesto Leioa, conjunto con el que acumuló 35 partidos y 6 goles.