Por estas fechas los clubes quieren ir cerrando las renovaciones de los jugadores que acaban contrato a final de temporada y que desde enero son libres e negociar con otros conjuntos. Y especial interés hay en retener a perlas como le sucede al FC Barcelona con Alejandro Marqués.

Goleador esta semana en el amistoso de Cartagena, el delantero de 19 años será libre en julio y de momento demanda unas condiciones salariales que los culés no quieren asumir. La negociación está encallada, como bien explica Mundo Deportivo este sábado.