Según ha contado en estas últimas horas el diario Marca, el arquero vaso Aitor Fernández ha hecho efectivo el año opcional que figura en su actual contrato y se ha comprometido a permanecer en el Levante hasta junio de 2023. Su cláusula de rescisión se situará en 30 M€.

El arquero, que está firmando un sensacional arranque de curso, pasará de ser el futbolista peor pagado de la plantilla granota a percibir, entre fijos y variables, más de un 1 M€ por campaña. Eso sí, esta subida no se hará efectiva hasta el curso que viene, ya que los de Orriols rozan actualmente su límite salarial.