Una de las primeras consecuencias de la permanencia ya lograda para el Real Valladolid es que tendrá que invertir 1 M€ en un jugador. Así lo explica este miércoles el diario Marca, indicando que el Pucela deberá pagar al Eibar esa cantidad para quedarse a Pablo Hervías.

La cesión acordada en enero incluía esa obligatoriedad, de manera que el conjunto armero se despedirá definitivamente del futbolista. Solamente ha podido disputar 3 encuentros en esta temporada porque sufrió una importante lesión de la que todavía le queda un largo proceso de recuperación.