Parece que Luis Enrique está comenzando a hacer sus primero planes como entrenador del Chelsea para la próxima temporada, ideando cuáles serán las caras reconocibles del nuevo proyecto, su primero en Premier, que lideraría a su llegada a Londres, donde habría solicitado un fichaje sorprendente para su cuerpo técnico.

El preparador asturiano tendría la intención, según The Sun, de apostar por su clave del éxito en Barcelona en su nuevo etapa en Inglaterra, para lo cual habría pedido que le acompañara Juan Carlos Unzué como mano derecha una vez que este cierre la temporada con el Celta de Vigo y decidiera, si así lo desea, abandonar el club celeste. Además, del navarro, Luis Enrique también habría solicitado la incorporación del segundo entrenador, Robert Moreno, el preparador físico, Rafel Pol y el psicólogo, Joaquín Valdés. Todo un nuevo staff para los blues con el que respaldar la propuesta que el nuevo técnico querría implantar.