Hace ya más de un año que Jay Rodríguez (25 años) vivió uno de sus peores momentos como futbolista. En un encuentro frente al Manchester City sufrió una grave lesión de rodilla que le ha mantenido lejos de los terrenos de juego hasta la fecha. Actualmente se encuentra mejorando su estado de forma y pese a no poder jugar sigue interesando a otros equipos.

Manchester City y Tottenham llevan tiempo con su nombre en mente y su equipo, el Southampton, se ve en la necesidad de blindar a este jugador cuyo regreso es muy esperado. Por ello, de acuerdo con lo publicado en The Sun, el equipo de Ronald Koeman le ofrecerá una ampliación de contrato, puesto que el actual finaliza en 2016.