En el Villarreal ya piensan en ir planificando poco a poco el futuro, y como bien explica el diario As hoy, una de las cuestiones que están en la agenda de sus dirigentes no es otra que la renovación de Rodri. El canterano de 21 años es una pieza importante del submarino amarillo, con 16 encuentros jugados este curso.

El combinado castellonense pretende ahora blindarlo, pero no porque su contrato acabe dentro de unos meses sino para subir su precio. Y es que tiene actualmente una asequible cláusula de rescisión de 12 M€ que quieren pasarla a 40 M€ en su escuadra.