El Villarreal se ha salvado pero ha firmado una temporada lejos de sus expectativas, por lo que se esperan decisiones importantes en el seno del club este verano. Dos de ellas, según afirma Súper Deporte, serán las de la continuidad del entrenador Javi Calleja y de Santi Cazorla, uno de los símbolos de la entidad.

Pero este no es el único frente abierto del submarino amarillo. Desde Brasil, UOL Esporte afirma que la entidad castellonense sigue los pasos de Bruno Tabata, atacante de 22 años del Portimonense portugués (30 partidos, 3 goles).