David Moyes habría identificado uno de los principales problemas del actual West Ham United y no ha dudado en solicitar refuerzos para tratar de solucionar. En concreto, el técnico escocés consideraría que la plantilla necesitaría ver reforzado la parcela defensa con la incorporación de un central de garantías.

Según The Mirror, para ese puesto el club inglés habría pensado en Lewis Dunk. El defensa inglés de 25 años es una pieza angular de la zaga del Brighton y su salida se antojaría complicada a mitad de temporada y más tras haber renovado este verano y cuando el club está lidiando notablemente con la posibilidad de mantener la categoría, algo para lo cual consideran a Dunk esencial.