Hay veces que la titularidad no se gana en el campo de fútbol, si no en los despachos. Esta situación ha disparado los problemas en la portería del Elche, donde la competencia no está siendo todo lo justa que debería ser. Y es que Tyton, guardameta cedido por el PSV, ha llegado con enchufe.

Esto es más o menos lo que cuenta el diario Información, medio que explica hoy que el contrato de préstamo que los ilicitanos han firmado con los holandeses, es lo que se llama un “contrato condicionado”. Debido esto, la entidad alicantina tendrá que pagar en función de los partidos que este juegue. Cuanto más encuentros dispute, menos dinero pagan. Esto ha enfadado mucho a Manu Herrera, titular durante las dos últimas temporadas, quien se ha planteado su marcha ante la dificultad de luchar por la titularidad.