Colista de la Liga española con apenas 9 puntos en 16 jornadas, el Espanyol acudirá al próximo mercado invernal en busca de refuerzos. Así lo ha certificado su técnico, Pablo Machín, durante una rueda de prensa en la que, eso sí, ha dejado claro que, hasta que lleguen los nuevos jugadores, serán los actuales integrantes de la plantilla los que tengan la responsabilidad de tirar del carro.

«Los fichajes son los que tengo ahora, es con lo que he de trabajar. Ojalá no tengamos tantas lesiones y se recuperen los futbolistas rápidamente. Para mí el mercado es el que tengo en el vestuario y es de donde he de sacar beneficio (...) Miro partido a partido y el más importante es el próximo, por eso lo que he de hacer es sacar rendimiento a lo que tengo. El club está trabajando, pero hasta que llegue el mercado y que los futbolistas estén aquí habrá partidos en los que hemos de sumar. El club mira el mercado cómo está y habrá que ver las posibilidades y elegir teniendo en cuenta la plantilla y la economía», explicó.