Tal y como se adelantó el pasado lunes, el nuevo director deportivo internacional del FC Barcelona, el italiano Ariedo Braida, viajó ayer hasta su país para presenciar en directo el compromiso de Champions League que medía a Juventus con Borussia Dortmund y así poder ampliar los informes sobre dos futbolistas que resultan sumamente interesantes para la entidad: Paul Pogba y Marco Reus.

El centrocampista galo destacó especialmente por su aportación defensiva en la medular, aunque en una de sus escasas irrupciones en ataque logró enviar el pase que Álvaro Morata terminó convirtiendo en el gol de la victoria bianconera (2-1). El atacante alemán, por su parte, fue de más a menos, pero anotó el tanto que deja con vida a los germanos de cara al partido de vuelta.