El argentino es consciente que el próximo verano se plantea una incógnita que, a grandes rasgos, parece apremiarle a que abandone el PSG al término de la presente temporada. No obstante, este no deja de emitir una respuesta que llame al consenso entre ambas partes: «No sé si me quedaré o no. Necesito escuchar algunas cosas claras del club, del entrenador, ya sea Emery u otra persona. Necesito tener las cosas claras. Si me dicen, ’te quedarás para ser un sustituto’, o ’quédate’, estoy seguro de lo que voy a hacer y seré al 100% sustituto o titular, no lo sabemos. Si todo está claro, decidiremos lo mejor para el club y para mí, esto no es solo para el jugador».

Además, recalcó su postura contractual, aseverando que «todavía tengo un año de contrato, veremos con el club qué haremos. Pero aún no hemos hablado». Una vez que se produzca la toma de contacto entre las partes, la decisión final respecto al destino que le depara a Javier Pastore será tomada. Pretendientes no le van a faltar, por lo que su futuro, de no continuar en París, promete deparar una atractiva batalla.