Jordi Figueras volvió a vestir la elástica verdiblanca en una jornada en la que el Real Betis sumó tres nuevos puntos a domicilio. El central regresó a los terrenos de juego tras doce partidos de inactividad aunque eso no evita que su situación en el equipo penda de un hilo, algo que él reconoce en una entrevista concedida a El Decano Deportivo: «Sólo me quedan seis meses de contrato. Si todo sigue así, habría alguna posibilidad de que saliera si hubiera algún club interesado y la oferta es buena. A nadie le gusta estar un año entero parado».

Pese a ello, quiso dejar claro que le gustaría permanecer en el Benito Villamarín todo el tiempo que fuera posible: «Si fuera por mí, desde luego, pero los que mandan son los de arriba. Si no han dicho nada, no va a haber nada. Pero si fuera por mí, me quedaba aquí hasta que me retirara, porque estoy muy a gusto».