Luka Jović tuvo la confianza de Zinedine Zidane para ser de la partida el pasado domingo en el fortín del Villarreal CF. El míster francés apostó por alinear de inicio al serbio con Karim Benzema en punta de lanza, pero tuvo que ser Gareth Bale el que rescatara un punto para los merengues en el feudo del Submarino Amarillo. El ex del Eintracht de Frankfurt confía en recuperar pronto su olfato goleador, tal y como demostró durante el curso pasado en Alemania.

Mozzart Sport se ha hecho eco de unas declaraciones de Jović, de 21 años, en las que ha analizado el encuentro que medirá a Serbia contra Portugal, donde se verá las caras contra Cristiano Ronaldo: «No les pedí consejo, pero sabemos que es uno de los mejores jugadores del mundo en los últimos 10 años. Será muy difícil detenerlo porque es físicamente dominante aquí. Tenemos que prestar mucha atención». Además, ha valorado lo que supone para él estar en un club como el Real Madrid: «Espero golpear lo antes posible porque significará mucho para mí. El Real es el equipo más difícil y más hermoso para jugar. Nunca he alcanzado los números prometiendo cuántos goles marcaré. Trataré de tener tantos goles como sea posible».