El Eibar caía anoche derrotado ante el Sevilla, que en el primer cuarto de hora dejaba encarrilado el duelo con dos goles de Carlos Bacca. El cuadro armero tuvo pocas opciones frente al vendaval de los andaluces, y por si fuera poco tendrán que pagarles 50.000 €.

Gaizka Garitano decidió alinear a Manu Del Moral, quien se encuentra cedido en el combinado vasco por parte de la entidad hispalense, que le puso una cláusula del miedo. Al final a los de Ipurua no les salió bien la apuesta por el atacante, por quien deberán abonar esa cantidad, según El Desmarque.