Después de anunciarse anoche la esperada llegada de Eden Hazard al Real Madrid, el jugador belga quiso despedirse de los aficionados del Chelsea, donde ha estado siete años. El atacante empleó las redes sociales para dar las gracias a los aficionados blues por el apoyo recibido en este tiempo.

«No era ningún secreto que mi sueño es jugar en el Real Madrid desde que marqué mi primer gol. Quise dar lo mejor de mí para no distraerme ni distraer al equipo durante este difícil período de especulación y atención de los medios de comunicación, especialmente los últimos seis meses», afirmó el futbolista.