Según revela L’Equipe el delantero sueco Zlatan Ibrahimovic firmó con el Manchester United dejando a deber al Paris Saint Germain una cantidad económica debido a su anterior traspaso del AC Milan en 2012.

El delantero de 34 años se comprometió a pagar a la fiscalía italiana lo correspondiente por su fichaje al cuadro parisino, algo que nunca se produjo. Es por ello que la entidad gala le retuvo el 30 % de su última nómina antes de marchar hacia Old Trafford para hacer frente a ese pago, algo que molestó al goleador.