La salida de Gerard Moreno ha repercutido con satisfacción en las arcas del club, y los pericos han cambiado parte de su posicionamiento en el mercado tras la salida del ariete. De hecho, la postura del Espanyol ha cambiado respecto a algunos de sus miembros más importantes por los que ahora se opondría a dar lugar con ellos a una nueva venta.

L’Esportiu asegura que la política de bajas está destinada a que afecte a David López y Sergi Darder, los dos futbolistas que asimilan como pilares en el proyecto perico para la próxima temporada que tendrá al frente a Rubí. Sin embargo, esto no asegura que puedan retenerles, donde el polivalente zaguero, con capacidad para actuar en el centro del campo, está siendo pretendido por el Real Betis.