Autor de una más que notable temporada con el Leganés (24 partidos, 3 goles y 4 asistencias), el talaverano Óscar Rodríguez ha reconocido que su futuro sigue quedando en manos del Real Madrid, conjunto que el pasado verano facilitó su cesión al combinado pepinero. «Mi futuro depende del Real Madrid, pero ahora solo pienso en el Leganés, en afrontar el resto de una temporada que nos está resultando muy buena», indicó.

El centrocampista, de solo 20 años, mantiene contrato con la escuadra blanca hasta el lejano junio de 2023, por lo que el verano que viene sus dirigentes deberán decidir si la dan la oportunidad de probar fortuna con el primer equipo o si facilitan su salida ya sea de nuevo a título temporal o de forma definitiva.