El Leganés ha empezado la liga con el pie izquierdo; el conjunto pepinero fue derrotado en Butarque por el recién ascendido Osasuna. Esta primera derrota parece haber vuelto a despertar el interés de la directiva de incorporar, al menos, un jugador más al equipo.

La zona ofensiva es la que interesa reforzar y ahí, el nombre que no deja de sonar es el de Guido Carrillo (28 años). No obstante, según As, el centro del campo necesita más consistencia. El equipo madrileño tiene varios nombres sobre la mesa a pesar del fichaje de Roque Mesa (30 años). Las dos semanas restantes de mercado dirán.