Getafe 0 – 0 Osasuna

El Getafe quería resarcirse de lo sucedido entre semana en la Europa League en el feudo del Basilea, donde había dado su brazo a torcer por la mínima, pero en una actuación polémica del colegiado al anular una diana completamente legal materializada por Ángel Rodríguez. El problema es que, al menos en la fase de grupos, no se emplea VAR en la segunda competición más destacada del Viejo Continente. Pese a ello, los azulones habían noqueado al Celta de Vigo en Balaídos, mientras que Osasuna se mantenía inexpugnable en El Sadar al tumbar en un estupendo duelo al Deportivo Alavés en Pamplona. Los hombres de Pepe Bordalás se mostraron más que agresivos, en el buen sentido de la palabra, desde el pitido inicial del colegiado. El Getafe dispuso de 3 ocasiones prácticamente consecutivas en el arranque del compromiso, 2 de ellas en las botas de un Ángel que, contra toda pronóstico, no estaría acertado de cara a puerta.

La otra gran oportunidad correría a cargo de Nemanja Maksimović, que tampoco pudo superar a Rubén Martínez. Un cancerbero del equipo rojillo que tuvo que abandonar el campo a causa de una lesión, lo que propiciaría la incursión al campo de Sergio Herrera antes de alcanzar el ecuador del primer acto. Los locales no cesaban en su empeño por sumar la victoria, con un Osasuna bien trabajo y replegado bajo la tutela de Jago Arrasate, que acusó en exceso la baja de Ezequiel ’Chimy’ Ávila. Marc Cardona y Nacho Vidal se asociaron en la segunda mitad, aprovechando la línea adelantada en la retaguardia madrileña, pero no aprovecharon la salida en falso de David Soria. De hecho, la mejor acción de los segundos 45 minutos volvería a ser a favor del Getafe, si bien es cierto que Herrera atajó el golpeo de Mauro Arambarri. Aun así, el electrónico no se movería a lo largo del choque, por lo que los de Bordalás se quedan en la séptima plaza con 20 puntos, al tiempo que los navarros permanecen a un punto de su rival (19) en el décimo puesto de LaLiga Santander.