El Athletic de Bilbao ha conseguido un reto muy importante para los intereses del club, y es que la renovación de Aymeric Laporte evitando así las numerosas ofertas de grandes equipos que se han presentado ha supuesto una grata noticia entre los aficionados bilbaínos, pero la plantilla tiene que seguir formándose.

Dos de los objetivos que tiene marcados el conjunto vasco en su agenda son César Azpilicueta e Ignacio Monreal, que militan en el Chelsea y el Arsenal respectivamente. Con el defensa de 26 años ya habría habido una reunión en la que el presidente del Athletic, Josu Urrutia le habría intentado convencer ofreciéndole un proyecto ambicioso, según apunta El Correo. Además de estos futbolistas, suenan otros nombres como Álex Berenguer del Osasuna (que quedaría sujeto a un posible ascenso del conjunto navarro), ó Mikel Oiarzabal de la Real Sociedad, pero su elevada cláusula de rescisión (40 M€) parece perjudicar el posible traspaso.