Es evidente que uno de los jugadores que ha caído en el olvido, al menos para el Real Madrid, es Lucas Silva. El centrocampista fue firmado por el cuadro merengue en enero de 2015, haciendo un desembolso de 13 M€ para incorporar a sus filas al jugador que por aquel entonces militaba en el Cruzeiro. De hecho, ha vuelto a su país natal y está rindiendo a un gran nivel en el equipo del que fue fichado por los merengues.

Parece que el brasileño, de 26 años de edad, está en la agenda de varios clubes de cara al próximo periodo estival de traspasos. Según informa UOL Esporte, aprovechando que este 30 de junio finaliza su vinculación con el Real Madrid, Atalanta, Benfica, Sevilla y RCD Espanyol han llamado a la puerta de Lucas Silva. Igualmente, Tigres y América, dos de las entidades históricas de la Liga mexicana, también están pendientes del carioca. ¿Qué ocurrirá con su futuro a corto-medio plazo?