Después de haber sonado como posible refuerzo para Atlético de Madrid, Valencia, Villarreal o incluso Juventus de Turín (con un posible intercambio con Tiago de por medio), el centrocampista argentino Lucho González ha terminado prolongando su contrato con el Oporto hasta junio de 2012, según han informado el club luso.

La más que probable salida de Ricardo Quaresma en dirección a Italia para formar parte del nuevo proyecto de José Mourinho en el Inter de Milán ha provocado que el campeón portugués haya focalizado todos sus esfuerzos en retener al argentino llegado de River Plate en 2005. Y parece que lo ha conseguido.