Al término de la gala en la que se distinguía a los mejores deportistas noruegos de 2014, el joven Martin Ødegaard fue cuestionado por el que muchos califican como inminente desembarco en el Real Madrid y su respuesta no pudo ser más inquietante. «No voy a hablar de ningún equipo que no sea el Strømsgodset. Para mí es un poco extraño lo que está sucediendo en tan solo un año», explicó.

El mediapunta, que fue galardonado con el trofeo que acredita al mejor deportista joven del año, se encuentra en su país tras vivir una intensa semana en la que ha tenido la oportunidad de conocer las instalaciones de Valdebebas y entrenarse con el primer equipo blanco.