Leo Messi, capitán del FC Barcelona, ha hecho el típico discurso de arranque de temporada para hermanar aún más al club con la afición. Su mensaje ha transcurrido en la previa del Trofeo Joan Gamper, que mide a los culés con el Arsenal: «Es difícil decir algo después de la temporada pasada, pero no me arrepiento de nada. Vuelvo a repetir lo que dije. Confío en esta plantilla, en los jugadores y en el cuerpo técnico. No tengo duda de que todos juntos pelearemos por todo».

Igualmente, el rosarino, de 32 años, ha reconocido que se ha quedado la espina de lo sucedido en el tramo decisivo del curso anterior: «La temporada pasada terminó siendo amarga por cómo se dio, pero hay que darle valor a la Liga que conseguimos. Es muy importante lo que se hizo, pero, como todos queremos, el club lucha por todo y este año no será diferente. Estamos con ilusiones renovadas, con ganas. Espero que lleguen de la misma manera».