Mientras en las últimas horas se ha dado casi por segura la marcha de Carlo Ancelotti del Nápoles, que acaba de meterse como segundo de grupo en la siguiente ronda de la Liga de Campeones, el entrenador italiano se ha mostrado elocuente en su comparecencia ante los medios y no ha sido capaz de garantizar su continuidad.

«No sé si el sábado estaré en el banquillo, espero que sí pero lo hablaré con el presidente De Laurentiis, nos veremos mañana. Es una decisión que deben tomar el club y la directiva. No supe ni pensé en contactos con otros entrenadores, solo pensamos en el partido. ¿Dimisiones? No, nunca hice eso y nunca lo haré», afirmó el preparador.