Pese a que cuando se produjo su llegada al Paris Saint Germain se veía en él a uno de los más prometedores carrileros diestros del panorama internacional, el holandés Gregory van der Wiel se ha quedado en el camino. Lejos del cuadro galo desde 2016, el futbolista paso un par de temporadas en Fenerbahçe y Cagliari antes de aterrizar en Toronto en 2018.

Sin embargo, después de 34 partidos el tulipán de 30 años ha decidido cambiar su rumbo. Lo ha confirmado en su cuenta de Instagram, donde ha señalado que «Desafortunadamente no habrá un segundo año debido a una serie de diferencias personales. Solo quiero ganar y hacerlo sin importar las consecuencias. Supongo que esa mentalidad era demasiado para ellos y decidieron que no me necesitaban para esta temporada».