El Rayo Vallecano ha sabido aprovechar que el Real Madrid no puede acoger en sus equipos de cara a la temporada que viene a todos los jóvenes talentos que pertenecen al club, y por eso acaba de certificar la llegada de Diego Llorente como cedido.

El defensa de 21 años aterriza en el cuadro franjirrojo para fortalecer la retaguardia del conjunto que dirige Paco Jémez el curso que viene. De este modo tendrá la oportunidad de jugar en Primera División y además sin cambiar de ciudad.