El proyecto 2015-2016 del Almería ya está en marcha. Aunque el conjunto andaluz tendrá que competir de nuevo en Segunda División, la directiva confía en conformar una plantilla larga y competitiva que facilite su regreso a la máxima categoría.

Así, el primero en llegar ha sido Iago Díaz (22 años), versátil centrocampista (puede jugar como mediapunta o en el costado zurdo) que abandona su club de toda la vida, el Lugo (114 partidos, 12 goles), para iniciar una nueva aventura en tierras almerienses. Firma por tres temporadas.